¿Cómo funciona un cigarrillo electrónico?

Escrito por: Ailen Rodriguez

Redactora Marta Beatriz sistema endocannabinoide

Aunque actualmente el cigarrillo electrónico está rodeado de muchísima polémica, los ingresos obtenidos por su venta a nivel mundial en 2021 según el portal Statista, han sido de 20 millones 703 mil dólares aproximadamente.  

Esta cifra nos habla de un auge en el consumo de cigarrillos electrónicos. De hecho, se espera que los ingresos sigan en aumento, hasta superar los 25 millones para el 2025. Por ello, no extraña que muchos fumadores los vean como una alternativa a su adicción al tabaco, y se pregunten cómo funciona un cigarrillo electrónico

En este post damos respuestas acerca del funcionamiento y uso de estos dispositivos. Te invitamos entonces a informarte de todos los detalles al respecto.

¿Qué es un cigarrillo electrónico?

Antes que nada, nos gustaría aclarar el concepto de cigarrillo electrónico y sus principales características:

El cigarro electrónico, también llamado e-cigarrillo o e-cig, es un dispositivo electrónico inhalador diseñado con el objetivo de simular el consumo de tabaco, sin la quema directa de la nicotina u otras sustancias potencialmente nocivas. 

Una de las razones de peso para su consumo por parte de adictos al tabaco, es que precisamente estos dispositivos no lo contienen. Aunque no todos, muchos líquidos de e-cig incluyen entre sus componentes la nicotina, sustancia altamente adictiva que es en gran parte causante de la epidemia de tabaquismo a nivel mundial. 

Dada la creciente popularidad de los cigarrillos electrónicos, en la actualidad existen más de 460 marcas diferentes en el mercado: Cada una de estas marcas de cigarros electrónicos con una propuesta única en formato, combinación de sabores, diseño, etc. 

Tipos de cigarrillos electrónicos

Veamos brevemente, los tipos de e-cig más vendidos en la actualidad, que son solo una muestra de la variada gama de productos de este tipo que se ofrecen: 

Recargables: Los cigarros electrónicos recargables a menudo parecen pequeños dispositivos electrónicos como un pendrive. Se venden con cartuchos o ampollas rellenas. Las marcas más populares son JUUL y Myblu. 

Desechables: Estos tienen la apariencia de un cigarrillo real con filtro, tanto en forma como en color. Los nombres de las marcas más populares son Zig Zag, Vapor4Life, V2, y White Cloud. Rinden un promedio de entre 200 y 400 inhalaciones.

Vape pens o Pods: Estas plumas, también conocidas popularmente como Vape Pen, presentan un tanque de tamaño mediano y son generalmente más compactas y ligeras que otros dispositivos de vapor. Marcas que destacan por la fabricación de plumas son JUUL, Kanger y Aspire, por citar solo algunas.

Sistema de tanque: Los cigarrillos de este sistema, van de un tamaño mediano a grande, y se componen de un tanque en donde se vaporiza el líquido. Algunas de las marcas que más promocionan este modelo son Smok y Vaporesso.

Partes de un cigarrillo electrónico

Cogollos cbd en estancos en españa

Para comprender el funcionamiento de un cigarrillo electrónico, veamos primero cuáles son las partes que forman este dispositivo:

1. Boquilla: Esta pieza es la que tiene contacto con los labios, y se utiliza para realizar el proceso llamado “vapear”. 

2. Claromizador o atomizador: Es la parte en donde se almacena el líquido a consumir. 

3. Resistencia: Esta se encarga de calentar el e-líquido para que se convierta en el vapor a inhalar. 

4. Batería: La batería de un cigarrillo electrónico es la fuente de energía que le permite funcionar sin tener que utilizar cables. 

5. Indicador LED: Esta parte indica el estado de la batería del e-cig, si está cargado o no. En algunos modelos ha evolucionado a una pequeña pantalla LED, que incluye el por ciento restante de la batería y alguna que otra información sobre la temperatura. 

Y por supuesto, aunque no son un componente como tal, los líquidos electrónicos forman parte esencial del funcionamiento de los cigarrillos. Sobre ellos comentamos más adelante ciertos aspectos esenciales. 

Entonces, ¿cómo funciona un cigarrillo electrónico?

El funcionamiento de un cigarrillo electrónico no es nada complicado:

Se basa en el calentamiento y vaporización del líquido a inhalar mediante la boquilla, gracias a la batería que impulsa el funcionamiento de un microprocesador muy sencillo. Dicho microprocesador es el encargado de controlar el atomizador, que se calienta hasta convertir el líquido en vapor

El microprocesador también está conectado a una luz LED interna, que se enciende al detectar que el usuario inhala a través de la boquilla. Esta luz es como un interruptor que activa el atomizador cuando el usuario inhala, y lo desactiva posteriormente.

Este paso es esencial para evitar el sobrecalentamiento del líquido (lo cual no solo hace que el líquido se evapore más rápido, rindiendo mucho menos de lo esperado, sino que también puede causar la liberación de químicos nocivos).

Por supuesto, no basta con entender la teoría detrás de e-cig. Veamos a continuación cómo se aplica este funcionamiento a la práctica:

1. Introduce el e-líquido

Antes que nada, se debe desenroscar la boquilla por la parte superior, así como el claromizador de la batería. Al desenroscar la batería nos encontramos un tapón de seguridad, que deberá retirarse para permitir introducir el líquido para vapear. 

A continuación, se inclina el claromizador en un ángulo de 45 grados, y se va vertiendo el líquido lentamente. El mínimo a rellenar es de 0,5 ml y el máximo 1,6 ml. 

Al concluir el rellenado, se enrosca la boquilla y se deja reposar brevemente el e-líquido. 

2. Incorpora la batería (según el modelo)

Existen actualmente modelos de cigarrillos electrónicos que pueden ser cargados sin necesidad de retirar la batería, pero abundan más los que requieren que se retire la batería para cargarla aparte. 

Una vez incorporada nuevamente la batería, se destapa la boquilla y se presiona el botón de contacto con la batería. Este debe encenderse de color azul y posteriormente se escuchará el accionado del atomizador.

En ocasiones, muchos usuarios se quejan de que su cigarrillo electrónico recién comprado no funciona. Esto puede ser porque se ha quedado sin batería (vienen a un 30% solamente) o porque están bloqueados. Para desbloquearlos, se debe presionar 6 veces seguidas el botón de contacto.

3. Finalmente inhala

En un último paso, para hacer funcionar el e-cig, se deberá mantener presionado el botón mientras se inhala lentamente el vapor producido por el líquido calentado en el claromizador.

 Una vez dentro de la boca, se libera el botón y se disfruta de este soltándolo luego a través de la boca o la nariz. No es recomendable que el proceso de vapeo se haga de forma rápida y forzada: 

Lo ideal es que las inhalaciones se hagan con minutos de reposo de por medio, para que la aspiración no sea excesiva. 

Sustancias utilizadas para rellenar el claromizador

Posiblemente uno de los temas relacionados al funcionamiento de los cigarrillos electrónicos que más polémica inducen, es la composición y efectos de los líquidos utilizados para recargarlos:

El líquido utilizado para recargar los cigarrillos electrónicos se denomina líquido, y está conformado por varias sustancias químicas. Es una mezcla de tres elementos básicos que incluyen: glicerina vegetal (VG), aromas de propilenglicol (PG) y opcionalmente nicotina. 

Generalmente se compra en frascos pequeños llamados recargas, que se venden en el mercado con más de 7000 variantes de sabor. Con respecto a este último aspecto, existe una preocupación latente por el uso de estos saborizantes considerados seguros en los alimentos, pero de los cuales se desconoce el potencial riesgo a la salud al ser inhalados

Y si bien los cigarrillos electrónicos no contienen alquitrán ni monóxido de carbono, como es el caso de los cigarrillos convencionales, la interacción de las sustancias químicas al ser vaporizadas despierta mucho recelo entre la comunidad científica. 

De cualquier modo, numerosos estudios, como el citado en el New England Journal of Medicine: “A Randomized Trial of E-Cigarettes versus Nicotine-Replacement Therapy[1] han comprobado que los e-cigars son más efectivos para dejar de fumar que la terapia de reemplazo de nicotina, cuando ambos se acompañan de terapia de apoyo conductual. 

En adición, se han estudiado los mismos efectos en el líquido CBD, el cual hasta el momento lanza prometedores resultados [2]

Conclusiones

En definitiva, ahora que ya sabes cómo funciona un cigarrillo electrónico, y que estás más informado sobre cada uno de sus componentes y su modo de uso. Esperamos que puedas valorar en dependencia de tus intereses y necesidades, si esta es la opción más adecuada para ti. 

[1] Journal Article. Hajek, Peter; Phillips-Waller, Anna; Przulj, Dunja; Pesola, Francesca; Myers Smith, Katie; Bisal, Natalie; Li, Jinshuo; Parrott, Steve; Sasieni, Peter; Dawkins, Lynne; Ross, Louise; Goniewicz, Maciej; Wu, Qi; McRobbie, Hayden J. A Randomized Trial of E-Cigarettes versus Nicotine-Replacement Therapy. 2019/01/30. New England Journal of Medicine, p.629-637. Vol. 380. No.7. 10.1056/NEJMoa1808779. 30699054.

[2] Chandni Hindocha,Tom P. Freeman,Meryem Grabski,Jack B. Stroud,Holly Crudgington,Alan C. Davies,Ravi K. Das,William Lawn,Celia J. A. Morgan,H. Valerie Curran. Cannabidiol reverses attentional bias to cigarette in a human experimental model of tobacco withdrawal. https://doi.org/10.1111/add.14243 

También te puede interesar

Product added to wishlist

Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios
y análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, supone la aceptación de
la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para configurar su instalación.