CBD: Propiedades y Beneficios

El cannabis es conocido popularmente por sus efectos psicoactivos. Sin embargo, la estructura química de esta planta posee diversas propiedades orgánicas que van más allá de eso.

De ahí que, después de numerosos estudios y años de controversia, haya sido tomada médicamente como opción terapéutica para combatir patologías neurológicas, manejo del dolor o cáncer, por ejemplo.

Hasta hoy, el CBD es uno de los cannabinoides más provechosos en este ámbito, no solo por su potencialidad de acción, sino por su baja probabilidad de producir efectos secundarios. 

Antes que nada, definamos CBD:

Es un elemento químico llamado fitocannabinoide cuya concentración se encuentra en diferentes grados según la cepa. Por ejemplo, la Sweet Pure, la Dinamed y la Fast Eddy son variedades con elevados porcentajes de CBD superiores al 4%.

Esto ocurre debido a que algunas plantas son capaces de cambiar el estado anímico y alterar tu percepción de la realidad. Mientras que, el cannabidiol, pese a influir efectivamente en el sistema nervioso central, no causa efectos psicotomiméticos.

¿Cómo actúa el Cannabidiol?

Al principio, se creía que el CBD era un antagonista específico para los receptores CB1 y CB2. Pero, diversas investigaciones han concluido que también tienen actividad sobre los receptores 1A de serotonina y anandina o endocanabinoides.

Dichas evidencias han conseguido explotar el magnífico poder terapéutico de las propiedades medicinales CBD para aliviar o tratar ciertas enfermedades que hasta el momento presentaban un protocolo de tratamiento algo obsoleto.

¿Qué propiedades tiene CBD?

Una de las propiedades del CBD más famosas junto a la baja toxicidad, es su eficacia contra el dolor. No obstante, esta molécula exhibe una enorme lista de cualidades médicas que no deberías ignorar.

Algunas de ellas son:

  • ansiolítico
  • antiinflamatorio
  • analgésico
  • antiespasmódico
  • antiisquémico
  • inmunomodulador
  • antibacterial
  • antioxidante
  • antitumoral
  • anticonvulsivante
  • neuroprotector
  • antipsicótico
  • controla la exacerbación del apetito provocado por el consumo de cocaína, heroína y/o alcohol
  • antiemético (reduce náuseas y vómitos)
  • anti-procinético intestinal (disminuye las contracciones del intestino delgado)

Tal cantidad de propiedades permiten al cannabidiol ser utilizado como una novedosa estrategia farmacológica en diversas entidades patológicas, como:

  • Trastornos de ansiedad
  • Enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, Alzheimer, corea de Huntington o Esclerosis Múltiple, entre otras)
  • Epilepsia
  • Adicciones a sustancias químicas
  • Trastornos psicóticos.
  • Trastorno de espectro autista
  • Enfermedades crónicas inflamatorias (artritis reumatoide, lupus, psoriasis, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa).

  • Enfermedades oncológicas (quimioterapia).

Hay que destacar que, aunado a todos estos usos terapéuticos, muchos países recomiendan incluir el aceite de CBD como suplemento en la dieta diaria para fortalecer el sistema inmunitario, mejorar la salud mental y prevenir el desarrollo de enfermedades metabólicas y cardiovasculares. 

¿Qué beneficios nos da CBD?

A medida que pasa el tiempo, se descubren cada vez más beneficios del CBD, los cuales seguro que ya conoces varios.

En caso de que te encuentres desactualizado o simplemente no estés familiarizado con el tema, te enseñamos cuales son los más prominentes:

Contribuye al fortalecimiento del sistema autoinmune

Hay situaciones que pueden desequilibrar el funcionamiento de tus defensas, haciéndote propenso a contraer enfermedades. Esto puede convertirse en un verdadero problema, especialmente si padeces de una condición base como diabetes o hipertensión.

El aceite de CBD ha demostrado tener la habilidad de restituir el desempeño óptimo de las células inmunitarias de forma paulatina pero certera, lo que representa un hallazgo fundamental.

Enriquece el aporte proteico en tu dieta

Una dieta adecuada es garantía de un buen estado de salud. Por esta razón, es tan importante cumplir con los requerimientos alimenticios apropiados para tu edad, sexo y actividad física.

En este orden, se ha comprobado que las proteínas son los macronutrientes con mayor porcentaje de déficit a nivel general, por lo que suplementar su consumo con las propiedades del CBD es una excelente alternativa para mantener un organismo saludable.

Reduce los triglicéridos en sangre

La presentación oleosa de esta planta alberga suficientes ácidos grasos (omega-3 y omega-6) para reducir el riesgo de enfermedades coronarias en tu sistema mediante la regulación de procesos inflamatorios y la vasodilatación.

De acuerdo a la OMS, la ingesta diaria de estas biomoléculas lipídicas presentes en el producto derivado del cannabis, ayuda a contrarrestar las consecuencias negativas de una dieta hipercalórica, previniendo a largo plazo la aparición de trastornos depresivos y síndrome metabólico.

Nivela la glucemia 

Si has sido diagnosticado con diabetes tipo 2 o resistencia a la insulina, te gustará saber que la acción antiinflamatoria de las propiedades medicinales del cannabidiol intervienen en la regulación de los niveles de glucosa en sangre a la vez que protege al páncreas de daños futuros.

Previene el deterioro de las células cerebrales

Su propiedad neuroprotectora evita el deterioro prematuro de las células neuronales. Es decir, que tiene la facultad de detener la aparición o avance de patologías neurodegenerativas como, por ejemplo, la demencia, la atrofia muscular espinal y la esclerosis lateral amiotrófica.

Ciertos estudios sugieren que este beneficio interviene en la creación de nuevas neuronas. Esto significa que además puede recuperar las funciones cerebrales de lesiones antiguas.

Alivia dolores de fuerte intensidad

Las propiedades analgésicas del cannabidiol se extienden desde moderados dolores musculares hasta severas aflicciones neuropáticas y muchos testimonios de pacientes lo corroboran así.

No obstante, su efectividad puede variar de persona a persona, ya que la percepción del dolor es un registro completamente subjetivo.

Controla el estrés y ayuda a conciliar el sueño

Los estados de estrés largos impactan negativamente en el grupo de receptores endocannabinoides cerebrales. Por suerte, como ya se ha dicho, el mecanismo de acción del CBD consiste en interaccionar con las proteínas de membrana celular CB1 y CB2, asistiendo en la restauración del equilibrio fisiológico de este sistema.

Por otra parte, en 2011, un ensayo clínico efectuado con ratones silvestres demostró que la función de los endocanabinoides involucra la regulación del ciclo del sueño e incluso tiende a prolongar la fase delta y MOR. Dicho restablecimiento incrementa la calidad del sueño nocturno, corrige su patrón y previene la sensación diurna de cansancio. 

Previene y disminuye la ansiedad

A nivel científico, posee la propiedad de aumentar la sensibilidad de los receptores 5-HT1A, reforzando la captación de serotonina, la cual está considerada como la hormona de la felicidad. 

Algunos profesionales de la salud recomiendan consumirlo para prever tanto los daños físicos como psicológicos causados por ataques de ansiedad y desorden por estrés post traumático, dado que múltiples estudios recientes han avalado su efectividad en la población adulta frente a la ingesta de sustancias placebo.

Restringe el crecimiento de neoplasias

Una vez más, los cannabinoides demuestran su potencial médico al estimular receptores que inducen al organismo a la activación del sistema autoinmune en conjunto con sus efectos nerviosos.

Y es que, mediante esta estimulación, estos compuestos orgánicos consiguen limitar la reproducción de células neoplásicas, llegando incluso a disminuir las proporciones de los tumores y aliviando los síntomas asociados al mismo.

Disminuye la necesidad de nicotina

Está comprobado que el consumo de nicotina afecta negativamente la acción del sistema endocannabinoide hasta el punto de reducir de manera significativa la liberación fisiológica de dopamina. Por suerte, la potencia de los efectos del CBD es suficiente para disminuir la ansiedad y las ganas de fumar.

¿Para quién se recomienda el CBD?

Los beneficios del cannabidiol están recomendados para todas aquellas personas que deseen mejorar su calidad de vida de manera completamente natural. En especial, si presentan trastornos metabólicos, autoinmunes, neurodegenerativos o ligados al estrés.

Además, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas puedes consumirla en dosis terapéuticas como tratamiento coadyuvante para aliviar molestias sin preocuparte por experimentar efectos secundarios.

Formas de consumir el cannabidiol

Su amplia tasa de dosificación hace del cannabidiol un fármaco con buenos índices de tolerancia, independientemente de su presentación.

La forma de administración preferida hoy en día es la ingesta oral a través del extracto oleoso de CBD. Pero, debes tener en cuenta que existe una gran gama de formulaciones legales con bajas concentraciones de TCH que puedes probar según tus necesidades.

Aceite de CBD:

La toma sublingual de este producto te garantiza un efecto casi inmediato, debido a su rápido ingreso al torrente sanguíneo. Aunque otra opción es agregarlo a la comida tipo suplemento.

Líquido de vapeo:

Es la terapia de reemplazo perfecta para los adictos a la nicotina, ya que ayuda a controlar los estragos de la abstinencia. Y, al igual que las demás esencias, se encuentran disponibles en diferentes grados de concentración de CBD, libres de TCH.

Cremas, ungüentos y pomadas:

La piel es un medio de entrada bastante efectivo para beneficiarse de sus propiedades medicinales. Es por ello que las presentaciones tópicas como las cremas con elevadas proporciones de cannabidiol son sumamente recomendadas para disminuir los procesos inflamatorios y tratar dolores crónicos. 

Entre sus ventajas, destaca su aplicación sencilla y su rápida absorción, además de su poder regenerador e hidratante, tan útil en personas con psoriasis, dermatitis atópica y otras enfermedades dermatológicas.

Conclusiones

Como punto final, nunca debes olvidar que a pesar de sus innumerables propiedades, el CBD no sustituye ninguna clase de tratamiento médico farmacológico. Si decides consumirlo, es recomendable que primero asistas a consulta y te asesores correctamente con tu médico de confianza.

 

Product added to wishlist

Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios
y análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, supone la aceptación de
la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para configurar su instalación.